Carta de España Online Ministerio de Trabajo e Inmigración
ESPAÑOLES EN EL MUNDO

Españoles en Nîmes

Forman parte de un gran conjunto de población española en el sur de Francia, donde han encontrado estabilidad laboral. Un alto porcentaje son jóvenes cualificados, con una alta formación profesional. 
Nîmes es una ciudad del sur de Francia, capital del departamento de Gard, Provence, con una población de 143.468 habitantes, según el censo del año 2007, situada a 50 kilómetros de Montpellier y a 125 kilómetros de Marsella, en la Route Nationale 7. Es conocida por sus “Ferias” creadas en los Años 50 con la llegada de los españoles, los toros, tres celebraciones al año, en febrero, junio y septiembre, donde el toro y las fiestas transforman la ciudad. Hay, por supuesto, un festival flamenco.


El presidente de la Casa de España, Miguel Martínez Marín y dos socios, preparando una paella en la entidad española.

La asociación Casa de España en Nîmes nació en 1967, primero como entidad dependiente del Consulado de España, y posteriormente, en 1977, como asociación sin fines lucrativos, al amparo de la ley francesa sobre emigración de 1901. El próximo año celebrarán su 50 aniversario, medio siglo de presencia española. La entidad está inscrita en el Registro de Asociaciones de la Dirección General de Emigración,  y tiene plena existencia legal en Francia, con personalidad jurídica y total independencia.

El principal objetivo de la entidad que agrupa a los españoles en esta ciudad, ha sido desde siempre poder reunir en un lugar concreto a los españoles de la ciudad Nîmes y alrededores, con el fin de compartir actividades culturales y sociales. Entre estas actividades está la enseñanza de la lengua y cultura españolas, a los menores de origen español, impartida por un profesor seleccionado  por el Ministerio de Educación.


La parte histórica está cuajada de monumentos, civiles y religiosos.

En Francia hay registrados oficialmente 215.183 españoles, sin contar los menores de dieciocho años. Habría que sumar un alto porcentaje de españoles que no se registran (un 12% mayores de 18 años). Los españoles que no se registran piensan que estarán en el país galo temporalmente y optan por no inscribirse en los registros consulares, o sencillamente no quieren inscribirse. En Nîmes se calcula que hay una población española estable de más de quince mil españoles, registrados o no. Forman parte de un gran núcleo asentado en el sur de Francia, con estabilidad laboral.


El anfiteatro de época romana se utiliza para toda suerte de espectáculos, especialmente para celebrar corridas de Toros.

El actual presidente de la Casa de España en Nîmes es Miguel Martínez Marín. Está en el cargo desde el 2008, año en el que fue elegido por los socios. Tiene 55 años. Nació en Lorca (Murcia). De nacionalidad española, casado con una española, es padre de un hijo y una hija, ambos nacidos en Francia, con la doble nacionalidad los dos. Está empleado en el Consulado General de España en Montpellier.
               
–En la actualidad, la asociación, que tuvo que mudarse en el año 2004 de la calle Séguier a la calle Paul Painlevé, cuenta con 250 socios. Abrimos todos los días de las tres de la tarde hasta las ocho de la noche y los domingos de las 9 de la mañana hasta el mediodía. Contamos con una permanencia del Consulado y de la Oficina Laboral, el primer y tercer miércoles de cada mes. Desde la reapertura del Aula de español, se imparten clases a niños y jóvenes de 7 a 18 años, todos los sábados por la mañana con un profesor de la Agrupación de Lengua y Cultura Españolas (ALCE) de Lyon. Hay cursos también de español para adultos y cursos de rumbas y flamenco. Cada mes organizamos una cena. Es una ocasión para juntarnos y hablar de nuestros problemas e inquietudes. Y todos los años, en noviembre se organiza una velada de poesía, con la colaboración tanto de las autoridades francesas como españolas, valorizando a un autor español y su obra.


En bastantes ocasiones los socios se reúnen sólo para charlar, para cambiar impresiones






–¿Cómo es la emigración española en Nîmes?

–Tiene una larga historia. La primera ola migratoria actual, llegó en los primeros años del siglo XX. Francia estaba en guerra, necesitaba mano de obra. La segunda ola corresponde a la retirada de los republicanos en el 1939, finalizando la guerra civil española. Muchos siguieron luchando en los movimientos de la Resistencia contra las tropas alemanas. La tercera ola tiene una característica especial: es doble. Hay una ola migratoria a partir de 1960, por motivos económicos, que se mezcló con la llegada en Francia de muchos españoles establecidos en África del Norte, tras la descolonización de Argelia en el 1962. La cuarta y última ola de emigración, de menor importancia comparada a las otras, es muy reciente : data del año 2010 y posteriores, como consecuencia de la crisis económica en España.

–Aunque hay muchos jóvenes españoles en la ciudad de Nîmes, procedentes de todas las comunidades autónoma, predominan los de Valencia, Murcia y Andalucía. ¿Cómo se explica esa tendencia de la juventud de elegir el sur de Francia ?

–Con el tiempo, la emigración ha cambiado muchísimo. Lo que antes era una verdadera frontera, un viaje muchas veces sin regreso y una casi condena al olvido de su lengua y cultura para los mas jóvenes, ya no existen. Internet, la Unión Europea y los medios de transporte actuales hacen que los nuevos emigrantes estén más en contacto con España y no sientan la necesidad de juntarse entre ellos como lo hacían las olas anteriores. Existe en la actualidad una inmigración representada sobre todo por jóvenes españoles, estudiantes o trabajadores, animados por el deseo de regresar lo antes posible. Estos nuevos inmigrantes no se identifican con los españoles que no pertenecen a su generación, posterior a la Transición, lo que explica una manera de sentirse español en Francia distinta a la de las generaciones anteriores.


El presidente de la entidad, Miguel Martínez Marín, presentando un espectáculo taurino.
 
–¿Quedan todavía emigrantes de aquellos míticos y dramáticos Años 60, del siglo XX?

–Son los hijos o nietos de aquellos emigrantes, muchos con las dos nacionalidades, francesa y española, que siguen con el movimiento asociativo, conscientes de la necesidad de conservar, a pesar de las dificultades, la lengua y la cultura que dan un sentido a sus raíces. Muchos de aquellos españoles pudieron regresar a España, otros decidieron quedarse en Francia.

La ciudad famosa por sus restos de época romana, bien conservados. Destacan el anfiteatro, llamado “Les Arenes de Nîmes”, donde se celebran espectáculos, básicamente taurinos; y la Maison Carrée, antiguo templo romano. Ambas construcciones, dentro del caso urbano, datan del siglo I. En sus alrededores están la Torre Magna (siglo I a. C.) y el Puente del Gard, uno de los más famosos acueductos romanos, ordenado construir por Agripa. No hay que olvidarse de la catedral de Saint Castor (construcción iniciada en el siglo XI) o de los neoclásicos Jardins de la Fontaine (siglo XVIII).

En Nîmes hay 375 restaurantes. Un buen número de esos restaurantes, con nombres españoles, como “Entre 2 tapas” o “El Callejón”, en el barrio latino, están regentados por españoles y ofrecen platos españoles, particularmente “tapas”, paella y tortilla de patata o española. Una de las especialidades gastronómicas es el filete de toro, ofrecido como delicia culinaria durante “las ferias”.

Los españoles están integrados en la sociedad francesa. Las diferencias culturales no son excesivas. En la región de Nîmes, los franceses tienen en general buena imagen de los españoles. La comunidad española es respetada: no generan conflicto, trabajan, se mueven con amigos franceses. A pesar del hecho de no estar cerca de la frontera, Nîmes, con su cultura taurina antigua y arraigada, es conocida como la ciudad francesa más española. Hay muchos bares y restaurantes que sirven bebidas y comidas españolas, y el inglés y español son los dos idiomas extranjeros más hablados.


Las calles céntricas peatonales son el mejor escaparate para el turismo.

–¿Qué aportan los españoles a Francia?

–A Francia, no sé. A Nîmes y su región, mucho. Económicamente hubo muchos artesanos y empresarios entre los emigrantes. Pero el mayor legado de los españoles a Nîmes y su región es cultural. Con o sin antepasados españoles, procedentes de España o pasando por Argelia, los que se sintieron, de una manera o de otra, españoles de Francia, han logrado en un siglo dar a la región un carácter español que sorprende a los turistas. Gastronomía, festejos, tauromaquia, estilo de vida, lengua y cultura españolas, han tomado raíces por estas tierras.
 
Texto y fotos: Pablo T. Guerrero
Comparte esta noticia en:
© Carta de España Online 2010